Kit De Supervivencia Para Enfrentar Los Cursos De Matemática, Química Y Física

Es usual que en alguna etapa académica debamos enfrentar algún curso de matemática, química y/o física. Estos cursos, a veces tienen la fama de ser cursos coladero. Cursos, donde muchos estudiantes suelen reprobar. La finalidad de esta guía es brindar ocho consejos útiles para enfrentar con éxito dichas materias y que el tránsito por las mismas sea favorable.

 

1. Prepárese Mentalmente.

Toda tarea importante, debe de ser planificada tanto material como mentalmente. Recuerde que todo lo que existe en este mundo material, primero existió en la mente de alguien. 

  • Haga una lista con los posibles peores escenarios que puedan suceder durante el periodo lectivo. Por ejemplo. Obtuve una baja nota y estoy con miedo de perder el curso ó estoy muy desmotivado para estudiar.
  • Identifique qué sentimiento o emoción sentiría si sucediera cada uno de los posibles escenarios
  • Reconozca que es posible suceda alguno de ellos.
  • Decídase y prepare qué haría en cada situación para superarla. Prepare un plan de acción, un  plan A, plan B y si hace falta hasta la Z. ¿Cómo reaccionaría en cada situación?

Este aprovisionamiento mental, le ayudará a reducir el factor sorpresa y aumentará su seguridad y capacidad de respuesta. Es más probable que navegue con éxitos los momentos de incertidumbre y dificultad.

 

2. Divide Y Vencerás.

Se sabe de las neurociencias, que para optimizar el proceso de aprendizaje, la información que suministramos al cerebro debe de ser previamente dividida en pequeños trozos que guarden una unidad de significado, esto favorece su asimilación. Sería un error, tratar a nuestro cerebro como un hoyo negro donde vaciamos carretillos de información.

 

3. Repase con Frecuencia.

La primera vez que entramos en contacto con cierta información, esta podría ser de algún tema del cual sepamos poco o nada. Podría generar cierta incertidumbre y/o frustración. En este caso es recomendable que al inicio, con frecuencia, se hagan repasos de corta duración y con el paso de los días, la frecuencia disminuye pero se prolonga la duración de cada repaso. Esto incrementará la familiaridad con los nuevos conceptos y  la maduración de los mismos.

 

4. Póngale Salsa A La Información.

Está demostrado desde la neurociencia, que el aprendizaje es altamente emocional. Es decir, es aprendizaje sucede mucho mejor y es catalizado cuando este está asociado a sentimientos agradables, sentimientos expansivos como el gozo. Así que imprimale emociones agradables a la información, para que sea significativa para su cerebro y de fácil localiación. Esto nos lleva a otro punto, que trataré en otra entrega. ¿Cómo generar esos sentimientos agradables a esa materia que no me agrada?

 

5. El Conocimiento Entra  Por Las Manos.

Así nos decía un profesor. En cursos de cálculo, química general, química orgánica y física, por citar algunos. Practicar, resolver ejercicios. practicar, practicar y practicar nos lleva del desconocimiento al dominio de los conceptos. No hay atajos, la práctica hace al maestro, reza el refrán.

 

6. Evalúe Sus Progresos.

Es muy importante saber en qué parte del territorio estamos ubicados con respecto al destino. Evaluarnos, nos permitirá rectificar la ruta, o el paso, según sea el caso. Si tiene la posibilidad de echar mano a algún banco de exámenes antiguos y practicar con ellos, sería increíblemente valioso. Los profesores son humanos, son susceptibles al cansancio, en ocasiones repiten preguntas o ejercicios de exámenes pasados. Realice los ejercicios recomendados por el profesor o profesora. Y esas famosa tareas morales que dejan en clase, no son morales, son obligatorias, hágalas. Esto puede marcar la diferencia entre un buen resultado y otro no tan bueno en una evaluación.

 

7. Aproveche Las Horas De Consulta.

Normalmente, los profesores definen un horario a lo largo del periodo lectivo, donde atenderán a los estudiantes para evacuar sus dudas respecto a la materia.  Por otro lado, en ocasiones en las horas de consulta, lo profesores revelan algún tip valioso que no fué dicho durante las clases regulares. En ocasiones sucede, por algún motivo, las horas de consulta no son provechosas. Alíese con compañeros avezados en la materia y organicen sesiones de práctica.

 

8. Duerma, sí, leyó bien, duerma bien.

Estás somnoliento, te dispones a leer, abres libro. Inicias la lectura, terminas el segundo párrafo y te perdistes, ya no sabes lo que lees. Te devuelves al inicio y así pasan cuarenta y cinco minutos en ese círculo vicioso. ¿Te resulta conocido?

Una buena sesión de sueño le permite disfrutar de un proceso óptimo de estudio, es  fundamental en el proceso de aprendizaje.Así que, defiendan a capa y espada el espacio de tiempo dedicado al sueño, organícese.

Espero que estos consejos le ayuden a cristalizar su sueño de formarse en el área de conocimiento de su gusto y le permitan un mejor fluir en la experiencia educativa.

Éxito en sus proyectos académicos.

 

Tutor: Jaguar Evans M. 

 

Ver material en Video blog

 

Escribir comentario

Comentarios: 0